Tener un presupuesto bajo no es una excusa para comprar una mala fuente

Es muy normal que se busque apostar por fuentes de baja calidad para equipos muy modestos. Todo esto se suele justificar bajo el argumento “el presupuesto no da para más”, pero la verdad es que desde los 30€ se pueden encontrar fuentes decentes para equipos sencillos o incluso Gaming.

FSP Hexa+, perfecta para equipos de ~400€

Solo vale 33€, y ya se le puede considerar una unidad pasable y decente. Se puede encontrar en Amazon España a solo 34 euros, rango de precio donde las alternativas son nefastas: o se trata de unidades de asquerosidad conocida sin siquiera PFC Activo, o fuentes desconocidas de marcas con historial negativo del estilo de Tacens, Approx, etc.

Las Hexa+, sin embargo, ofrecen una calidad más que válida para equipos gaming asequibles (¡aunque incluye 2PCIe de 6+2 pines, lo cual es genial!), teniendo PFC Activo, un sistema de protecciones dentro del mínimo decente, un diseño interno confiable por parte de un fabricante grande como es FSP, unos condensadores válidos, un control de voltajes y rizado dentro de las especificaciones ATX, y una buena eficiencia, correspondiente al nivel 80 Plus 230V EU. Todo esto por 30€ está genial, teniendo en cuenta que, a pesar de estar destinada a equipos con gráficas de bajo consumo (460, 1050ti…), tiene la potencia y los conectores suficientes para aguantar una de gama alta.

3 años de garantía.

FSP Hydro, un peldaño más arriba por solo 45€

Si vas a comprar un equipo de talla un poco superior (por ejemplo, 500-700€), o quieres poner una fuente mejor que la Hexa+ en tu equipo asequible, FSP también te deja una gran opción con esta Hydro. Es más eficiente, con 80 Plus Bronze EU,  así que un diseño interno de ligeramente superior calidad, siendo en general una opción de más talla y con 5 años de garantía. La puedes encontrar en Amazon España por apenas 45 euros.

Be Quiet Pure Power 10 y otras opciones de gama superior

En esos equipos de talla más alta, tenemos cosas muuuy interesantes de 60 a 80€, lo que todavía es un rango asequible si hablamos de equipos de alto rendimiento.

  • Las Be Quiet Pure Power 10 (solo a partir de 400W, las de menor potencia son distintas internamente) son opciones magníficas que destacan por una alta calidad y mucho, mucho silencio. Aunque solo tienen 3 años de garantía, internamente están genial, destacando por ejemplo el uso de una topología interna moderna (DC-DC). La que más merece la pena es la de 400W, por 60€ en Amazon España, válida para la mayoría de equipos Gaming con una sola gráfica (sobre todo las gráficas más modernas, que consumen mucho menos que antes, como la GTX 1070 o 1080 o la RX 480). En opciones de 500W, la tenemos por 80€ en Amazon España, pero con competidores:
  • Las FSP Hydro X, unidades de calidad superior a la Be Quiet y con 2 años más de garantía, además de certificación 80 Plus Gold a un bajo precio. El problema que tienen es que son audibles a todas las cargas debido a que el circuito de control del ventilador está implementado de una forma bastante agresiva, así que son para aquellos que tengan más enfoque en la calidad que el silencio. Están muy baratas en Amazon España, por 70€ la versión 450W y 80€ la de 550W.
  • Para quien busque un equilibrio entre calidad y silencio, está la Cougar GX-S 550W, por 80€ en Amazon España, tratándose de una gama muy silenciosa a temperatura ambiente (pero en ambientes muy cálidos, por ejemplo 40ºC es bastante ruidosa, por eso debe colocarse con el ventilador hacia abajo) y de una calidad bastante válida que se situaría entre la Be Quiet y la FSP.

En resumen, hay fuentes de buena calidad desde los 30€, por lo que siempre podemos incluir una decente en nuestros presupuestos. Recordad hacerlos de forma compensada, y no pongáis una Hexa en un equipo de 1000€, por ejemplo.